Envío gratis en todas las maletas - Entregas en 24/48h.
Envíos siempre gratis a tienda y a domicilio en pedidos de más de 25 €
Atención al Cliente: shoponline@pacomartinez.com 902 10 24 10 L-V de 08:00 a 16:30h

Uncategorized

VIAJAR EN FAMILIA: 20 consejos muy prácticos

Consejos para viajar en familia - viajar con niños

 

 

¿Vacaciones en familia? Take it easy! Las cosas ya no son como AN (antes de los niños), básicamente porque ¡ahora son más interesantes! La diversión de viajar todos juntos, la pila de recuerdos que fabricaréis y todo lo que un viaje puede aportar a una mente infantil merecen mucho la pena. Queremos compartir unos cuantos consejos con vosotros, algunos derivados de nuestra experiencia al viajar en familia, otros surgidos del sentido común (y que nunca está de más recordar) que esperamos os ayuden a planificar y disfrutar un viaje con niños, y a sacar el máximo partido de cada día fuera de casa.

Algunos de estos consejos son más adecuados para bebés o niños pequeños, otros tienen más que ver con pre-adolescentes. Según cómo sea tu familia y tus planes de viaje, casi seguro que no has tenido alguno de ellos en cuenta y te pueden facilitar las cosas a la hora de salir de viaje.

1. Cambia el ritmo: un viaje sin estrés es un buen viaje, y mucho más si se viaja con niños. Cuenta con un tiempo extra para los desplazamientos entre A y B, para las paradas técnicas a hacer pis, o para las pausas para jugar o para la simple contemplación. Los niños no sienten la presión de las prisas (y tal vez deberíamos aprender de eso, aún más en vacaciones).

2. Reserva con antelación: toda la espontaneidad a la hora de planificar un viaje que tenías cuando viajabas solo, en pareja o con amigos adultos se ha esfumado completamente. En su lugar, se impone, como mínimo, tener claro dónde vais a dormir y cuál es la próxima parada. Lo agradecerás cuando tengas el coche lleno de niños cansados y hastiados del viaje o cuando el taxi te lleve directamente del aeropuerto al hotel o al apartamento, sin dudas ni rodeos.

3. Prepárate para el clima: parece una obviedad, pero está claro que niños felices, equivale a padres felices: chanclas para la arena ardiente, chubasquero para las posibles lluvias, o abrigo suficiente si visitas un país frío. Gorras con protector para el cuello, camisetas que cubran los hombros si no quieres estar renovando la crema solar constantemente, etc. etc.

4. No te olvides de los básicos de higiene y salud: antimosquitos, toallitas y limpiador de manos, tiritas, termómetro y analgésicos... en función de tu destino es muy útil preparar un pequeño botiquín.

5. Si estáis en etapa de aprendizaje pasando del pañal a la ropa interior, quizá sea buena idea llevar pañales-braguita. No siempre encontrarás un aseo con urgencia. Si quieres saber más sobre viajar con bebés en avión, haz clic aquí.

6. Si tus niños tienen algún tipo de alergia o intolerancia a algunos alimentos, prepara una tarjeta, escrita en el idioma del país de destino de tu viaje. que detalle qué alimentos no puede comer o qué alergias tiene. Te ahorrará tiempo y te dará seguridad en cualquier restaurante que visites.

7. Los niños más mayores disfrutarán mucho eligiendo qué quieren llevarse en la maleta, pero a veces su criterio de utilidad puede diferir mucho del tuyo y, sobre todo, puede verse afectado por las restricciones de peso que marcan las aerolíneas. Consensúa con ellos sus looks y los objetos personales que realmente son necesarios, dejando lugar, cómo no, a todo aquello que puedan comprar en las vacaciones.

8. Antes de salir, pica su curiosidad sobre el destino que vais a visitar. Un sencillo artículo de la Wikipedia puede dar lugar a conversaciones, a organizar planes y a aumentar sus ganas de conocer esos sitios nuevos con los que os encontraréis cuando lleguéis.

9. Si son más mayores, involúcrales directamente en la planificación de las actividades. Se trata también de hacer concesiones, de escuchar sus preferencias y de tenerlas en cuenta, el objetivo es que todos lo pasen igual de bien.

10. Durante el viaje, ten nuevos entretenimientos a mano. Para ello, lo más cómodo son los libros, los cuadernos de pegatinas y las tablets. Puede resultar muy útil descargarte alguna app con juegos infantiles que no conozcan, y que seguro que les hacen el viaje más ameno, además de ocupar poco espacio.

11. Evita los dulces: para tenerlos contentos y entretenidos no hace falta sobrecargarlos de azúcar. Prepara snacks saludables como bocadillos o fruta.

12. Piensa en el confort: tanto en viajes en coche como en avión, contar con una almohada de viaje ayudará  a los niños a conciliar el sueño y a descansar cómodamente en cada desplazamiento.

13. Cuando puedas, utiliza en transporte público. A los niños les encantará probar nuevos medios de transporte a los que no están tan acostumbrados: dependiendo del caso, puede ser el avión o el barco, pero también el metro. Asegúrate de que todos saben cuál es la parada final, o estableced un punto de encuentro por si alguien se pierde.

14. En las aglomeraciones o en los espacios concurridos, es muy fácil perder a los niños de vista. Para que eso no pase, una buena idea es comprar un localizador, que consta de una pulsera y un transmisor, que registra si los niños se alejan de tu entorno.

15. Escríbeles tu número de móvil, en el brazo o en la mano. Y ojalá que no les haga falta usarlo, pero ya se sabe, mejor ser precavidos.

16. Comprueba que la acomodación sea segura: que no haya cables a la vista en las habitaciones, barandillas bajas o sueltas, ... Lo lógico es que todo esté en orden y que no haya peligros evidentes para los niños pero, de nuevo, no está de más revisar.

17. Desde que son capaces de escribir, y también de dibujar, pueden escribir (o pintar) un diario de viaje, con todo aquello que les ha llamado la atención. Anímales comprando unos días antes el cuaderno que, a la vuelta, podrán completar con las mejores instantáneas de las vacaciones.

18. Dales una cámara (en el caso de los más pequeños, adaptadas a ellos), seguro que ven la vida de otra manera y tú, al ver las imágenes que han captado, también.

19. No sobrecargues la agenda. Si vas a hacer turismo, tanto si es cultural como si no, elige un par de sitios o actividades al día, no más, mézclalo con diversión y con descanso, y tendrás el mix perfecto.

20. Habla con los locales. Con un viaje en familia estás consiguiendo que tus niños tengan más confianza en sí mismos y en la sociedad que les rodea. Unos verdaderos ciudadanos del mundo deben poder relacionarse con niños de su edad, para ellos será una experiencia muy enriquecedora.

 

 

 

 

Compartir esta idea
Utilizamos cookies para optimizar tu navegación y experiencia de compra. Al continuar tu visita, consideramos que aceptas su uso. Más información.